miércoles, 24 de agosto de 2016

La terapia de pareja Para qué nos sirve?

Mi mujer está dale que dale con que vayamos a una terapia de pareja, pero eso ¿En qué puede ayudarnos?

Por Dra. Anabel Ochoa

Los terapeutas de pareja son especialistas, precisamente, en los conflictos de una pareja y no hay que tenerle miedo a esto. A veces pensamos que un psicólogo es para los locos; yo diría que es al revés, es loco quien no considere la ayuda de un psicólogo.
Una pareja se enferma, como enferma cualquier ser humano en cualquier dimensión. Es decir, si de pronto yo padezco de la vista no me parece humillante acudir al oculista, que me pongan lentes incluso o que me digan que no veo nada y que me aconsejen hasta la intervención quirúrgica. Lo mismo si me duele una muela y no  por eso me siento menos hombre o menos mujer. A este nivel nos falta cultura, pues nos dio por pensar que el cuerpo se enferma y la mente no. Esto es un error tremendo. Finalmente la mente y el cuerpo son la misma cosa, son parte de un todo, no conozco cuerpos sin cabeza ni tampoco cabezas sin cuerpo. Por tanto, el humano es un todo que interactúa, de modo que hasta una idea en el pensamiento se convierte en una reacción hormonal, en síntomas y hasta se refleja en la piel, este humano necesita muchos especialistas para cada cosa. No se vale aceptar el de la boca, el de los ojos, el de la rodilla, pero de pronto no aceptar que existen especialistas en parejas. Porque, efectivamente cuando se entra en conflicto, el problema es que la pareja ya está enferma en cuanto a su relación y repite los síntomas sin poder escapar del círculo vicioso.

Cuando una pareja empieza a ver que se repiten las mismas frases, yo diría que ése es el primer síntoma de que hace falta ayuda. Ayuda de un especialista sin mayor conflicto que, insisto, ir al dentista por la boca, o al oculista por los ojos; los psicólogos de pareja están preparadas para ayudar a que la pareja dialogue. No es una garantía de que se salve, no todas la parejas se salvan, de pronto hay lugares imposibles, o errores que se remontan al inicio de la relación y hablan de una incompatibilidad de caracteres. Otras veces, más de la mitad por cierto, la pareja fue bien elegida pero se cae en una especie de obsesión insistente, de callejón sin salida, se topa con pared. Ahí el asesor de pareja, el terapeuta, el especialista, tiene las herramientas profesionales suficientes para que ellos puedan dialogar, cosa que parecían haber olvidado. Por tanto, si tu pareja está en crisis y va en picada, no utilizar este recurso sería un error tremendo. Es de  sabios preguntar y es de ignorantes el sentirnos autosuficientes en todo. Una terapeuta de pareja puede ser un arma tremendamente útil en un momento. Un terapeuta de pareja puede ser un arma tremendamente útil en un momento en que dos están en crisis.

Fuente: “Más Respuestas Para Vivir una Sexualidad Inteligente y Segura”
Autora: Dra. Anabel Ochoa

Editorial: Selector.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario