miércoles, 24 de agosto de 2016

La terapia de pareja Para qué nos sirve?

Mi mujer está dale que dale con que vayamos a una terapia de pareja, pero eso ¿En qué puede ayudarnos?

Por Dra. Anabel Ochoa

Los terapeutas de pareja son especialistas, precisamente, en los conflictos de una pareja y no hay que tenerle miedo a esto. A veces pensamos que un psicólogo es para los locos; yo diría que es al revés, es loco quien no considere la ayuda de un psicólogo.
Una pareja se enferma, como enferma cualquier ser humano en cualquier dimensión. Es decir, si de pronto yo padezco de la vista no me parece humillante acudir al oculista, que me pongan lentes incluso o que me digan que no veo nada y que me aconsejen hasta la intervención quirúrgica. Lo mismo si me duele una muela y no  por eso me siento menos hombre o menos mujer. A este nivel nos falta cultura, pues nos dio por pensar que el cuerpo se enferma y la mente no. Esto es un error tremendo. Finalmente la mente y el cuerpo son la misma cosa, son parte de un todo, no conozco cuerpos sin cabeza ni tampoco cabezas sin cuerpo. Por tanto, el humano es un todo que interactúa, de modo que hasta una idea en el pensamiento se convierte en una reacción hormonal, en síntomas y hasta se refleja en la piel, este humano necesita muchos especialistas para cada cosa. No se vale aceptar el de la boca, el de los ojos, el de la rodilla, pero de pronto no aceptar que existen especialistas en parejas. Porque, efectivamente cuando se entra en conflicto, el problema es que la pareja ya está enferma en cuanto a su relación y repite los síntomas sin poder escapar del círculo vicioso.

Cuando una pareja empieza a ver que se repiten las mismas frases, yo diría que ése es el primer síntoma de que hace falta ayuda. Ayuda de un especialista sin mayor conflicto que, insisto, ir al dentista por la boca, o al oculista por los ojos; los psicólogos de pareja están preparadas para ayudar a que la pareja dialogue. No es una garantía de que se salve, no todas la parejas se salvan, de pronto hay lugares imposibles, o errores que se remontan al inicio de la relación y hablan de una incompatibilidad de caracteres. Otras veces, más de la mitad por cierto, la pareja fue bien elegida pero se cae en una especie de obsesión insistente, de callejón sin salida, se topa con pared. Ahí el asesor de pareja, el terapeuta, el especialista, tiene las herramientas profesionales suficientes para que ellos puedan dialogar, cosa que parecían haber olvidado. Por tanto, si tu pareja está en crisis y va en picada, no utilizar este recurso sería un error tremendo. Es de  sabios preguntar y es de ignorantes el sentirnos autosuficientes en todo. Una terapeuta de pareja puede ser un arma tremendamente útil en un momento. Un terapeuta de pareja puede ser un arma tremendamente útil en un momento en que dos están en crisis.

Fuente: “Más Respuestas Para Vivir una Sexualidad Inteligente y Segura”
Autora: Dra. Anabel Ochoa

Editorial: Selector.

martes, 9 de agosto de 2016

He abortado dos veces, pero pienso que la tercera es la vencida y lo mismo me muero ¿Qué puedo hacer?

Es completamente absurdo que juegues con los refranes de “la tercera es la vencida”. La tercera es la vencida cuando no sabemos algo, cuando es cosa del azar. Pero, amiga, lo que te falta es absolutamente información. Si has abortado dos veces significa que, por lo menos dos veces te has embarazado sin quererlo. Sólo me queda pensar que, o no  tiene información sobre los métodos anticonceptivos, o no la usas, o tienes miedo a pedírselo al hombre…

Porque puedo creer en un fallo fortuito en tu vida, en dos está más difícil, pero si hablas de tres, ya parece un asunto suicida, abortando hasta la muerte, vamos.
Yo no creo que quieras morirte, por eso me estás preguntando qué puedes hacer. ¿Y qué puedes hacer? Muy simple. Primero infórmate sobre los métodos anticonceptivos, estos métodos están desarrollados desde mediados del S. XX, es decir, que ya hace muchos años que la humanidad cuenta con muy diversos sistemas de lo más efectivo para un sexo placentero que no genere embarazos indeseados.

Por mucho que veas lucha social en favor o en contra del aborto, quiero aclararte una cosa: no existen las abortistas. Hay grupos que están a favor de una ley de aborto y existen grupos que son absolutamente antiabortistas. No obstante, no conozco ninguna mujer en el mundo a la que le guste abortar. Digamos que puede llegar un momento extremo de falla, de error, una violación; pero eso de la tercera es la vencida es completamente absurdo. Hasta las feministas más avanzadas del mundo dicen: anticonceptivos para no abortar y aborto para no morir. Pero tu parece no has llegado ni a la primera fase. Si tienes sexo, también debes tener un sistema de protección. Es muy sencilla la tarea de informarte, hoy en día, de los métodos anticonceptivos adecuados para ti.

La sexualidad no tiene por fin procrear sin querer; la sexualidad tiene por meta el gozo de una pareja; engendrar un hijo será el día que tú quieras. Es un error la manera en que estás viviendo la sexualidad. Planifica tu vida y tu cabeza, antes de quitarte la ropa, amiga.

Fuente: “Más Respuestas Para Vivir una Sexualidad Inteligente y Segura”
Autora: Dra. Anabel Ochoa

Editorial: Selector.

miércoles, 3 de agosto de 2016

¿Porqué me siento humillada cuando voy al ginecólogo?

Por: Dra. Anabel Ochoa

Te sientes humillada porque es una cuestión absolutamente cultural relacionada con el sexo. Creo que no te sientes humillada si vas al dentista y te pide que abras la boca; puedes tener miedo, pero no te sientes humillada. Tampoco si vas al oculista y te explora el ojo;  sin embargo, en esta cultura machista, el mostrar los genitales, evoca por delante una amenaza que te transmiten las madres. Primero de niña: que ahí no tienes nada y que ni te toques. Luego que es una cosa importantísima que debes cuidar porque todos los hombres te van a querer hacer daño.
Este tipo de mensajes quedan grabados en nuestra mente y son terribles, de manera que si vas ir al doctor y en vez de mirarte la boca, o explorarte el ojo, te dice que abras las piernas para mirar dentro, te vienen a la cabeza un montón de mensajes confusos.
Empieza a vivir el ginecólogo como alguien que tiene poder sobre ti de andar ahí dentro con licencia. Además porque, claro, una madre te puede impedir el novio, pero jamás el doctor. Entonces este señor con licencia absoluta te abre las piernas, se mete en ese rincón del que te dijeron que antes que muerta que cederlo si no estás casada. Eso hace que la mujer sufra un sentimiento de humillación por abrir las piernas y que un doctor le explore ahí dentro. Es un poco loco que sea humillante algo tan inocente como una exploración, pero les falta razón a las mujeres porque finalmente el ginecólogo no es un extraterrestre que vino en un platillo volador, también es un hombre preso de la cultura machista y no siempre cuenta con la delicadeza suficiente para realizar bien esa exploración. No siempre considera que, según nuestra cultura, para la mujer quitarse los calzones, abrir las piernas y ponerse en semejante postura, resulta difícil.
A ver, relaje su vagina por favor, dicen. Pero quien va a relajar su vagina con un señor metiendo espejitos ahí dentro, cuando te dijeron que eso es un tesorito, que es lo más sagrado? Eso mismo genera que no todos los ginecólogos varones sean honrados y que a veces, por desgracia, aprovechen la vulnerabilidad de la mujer para alguna clase de abuso; es bastante más común de lo que pensamos.

Por supuesto que hay ginecólogos totalmente honestos, pero como dicen: Lo Cortés no quita lo caliente. Por otro lado, yo también me planteo personalmente por qué los diseños de la aparatología ginecológica son tan nefastos, no se ha avanzado nada en este terreno. La mesa de exploración, para empezar, semeja más a un potro de ttortura medieval que a un lugar donde relajarse. ¿Dónde está la tecnología? Aquí parece que no se han molestado porque la mujer carga con todo y acaba poniéndolo donde digan. Para que un hombre lo entienda, que vaya al proctólogo, por ejemplo, que lo pongan en cuatro patas y le metan el dedo en el ano, si por eso la mayoría de los hombres no van nunca; tampoco al urólogo: no le vayan hacer algo en su “cosita”. También por todo esto últimamente prosperan tanto las ginecólogas mujeres, dan mucha más confianza, pero cuidado, lo primero será la capacitación, no porque sea mujer es garantía de calidad médica.

Fuente:     “Más Respuestas Para Vivir una Sexualidad Inteligente y Segura”
Autora:      Dra. Anabel Ochoa
Editorial:    Selector.

domingo, 22 de mayo de 2016

Programa de Radio Desnudo Total de la Dra. Anabel Ochoa

Programa radial en el cual ha sido inspirada esta idea de los dos sitio de Desnudo Total Sin Prejuicios...
En esto está fundamentado nuestra recopilación de material de la Dra. Anabel Ochoa.

N. de R. Te pedimos disculpas debido a la calidad del audio, hace unos años no era posible realizar grabaciones con tanta nitidez y sobre todo cuando lo hizo una persona que no radicaba en la capital del país desde donde se emitía la señal todas las noches....gracias por su comprensión.

Para escuchar dar clik en el siguiente link:


sábado, 21 de mayo de 2016

Frases de la Dra. Anabel Ochoa: Silencio

Aquí hablamos sin pelos en la lengua, a calzón quitado; Hablemos sin temor a las palabras, porque el silencio nos está matando;

- Dra Anabel Ochoa

Sexo Fantástico

Por Dra. Anabel Ochoa
Decimos que algo es fantástico cuando supera lo común, cuando rebasa lo cotidiano y conocido, cuando parece transportarnos a un mundo de ensueño, precisamente de fantasía. El sexo humano goza de este privilegio para renovarlo y ensancharlo (…) Los humanos tienen relaciones sexuales para dos cosas: para reproducirse y para darse placer. La procreación en estos tiempos controlados no viene a ocupar, en promedio, más de tres encuentros en sus vidas. El resto es precisamente lo que tiene que ver con la fantasía, y aquí el número de eventos de puede ampliar hasta el infinito. Éste ya no es un sexo de carne sino de mente, del cerebro y la imaginería erótica puesta al servicio de nuestros sueños.

Fuente: 'Entrevista con Anabel Ochoa' , publicada en NotiEse y originalmente en Zócalo.

martes, 2 de febrero de 2016

Pedido dirigida a la comunidad LBGT

Un comentario que vale la pena reproducir...
"Roberto Torrescano
 
A toda la comunidad LGBT: 
Tengamos dignidad y respeto por nosotros mismos para que los demás nos vean con respeto. Seamos nosotros mismos sin hacer cosas que nos hagan ver como inmorales, hagamos conciencia todos para que la sociedad nos vea con normalidad y cambiemos este mundo discriminatorio "

Fuente: Fb

domingo, 31 de enero de 2016

sábado, 30 de enero de 2016

¿Machismo gay?

Por Gabriel Gutiérrez García
Cuando se piensa en machismo, la primera referencia que aparece es la del tipo fortachón y sacale punta un perfecto “cabrón” que le rompe su crisma al primero que se le aparece enfrente, retándolo o picándole su orgullo de “hombre muy hombre”  ¿pero qué sucede cuando el machismo se da entre los homosexuales? Para muchos es sabido que la imagen que se ha estereotipado en México y en varias partes de América Latina del homosexual es la del tipo afeminado, preferentemente dedicado al estilismo o a las actividades “delicadas”; ambos conceptos totalmente falsos pero ampliamente difundidos en todos los sectores de la sociedad. Pero en la realidad ni el macho llega a ser –o parecer más bien dicho—tan macho, ni el homosexual suele tener tan solo preferencia a las actividades delicadas.
Quizás falten referencias públicas para que estas imágenes se fueran destruyendo, por lo menos para que las personas tuviéramos nuevas referencias. Los chavos homosexuales que gustan del futbol o de actividades “rudas”, por lo general son apreciados por sus cualidades de “activos” en la cama, pero esto puede ser o resultar una mentira del tamaño del mundo, ya que ellos responden solamente a gustos deportivos y no significa nada más en lo absoluto. En ocasiones surgen problemáticas entre sus parejas o las personas que les atraen, ya que pueden querer ser penetrados por ellos, respondiendo el “pasivo”: Pues ¿No que eras tan machito?. Ahora resulta que ser futbolista, jugador de americano o mecánico es sinónimo de activo en el rol homosexual, es decir, por definición se piensa que un taxista o un trailero tiene que ser activo, solo activo y nada más que activo ¿Cuántas relaciones se habrán perdido por ese machismo fomentado desde afuera y criado a la manera gay desde adentro?, ¿En cuántos clasificados de algunas revistas gays no leemos: No afeminados, no locas, ni nada por el estilo? Los que luchamos por acabar con el machismo ¿deberíamos acaso de solicitar en nuestros clasificados: No machos, no cabrones, no mayates? Claro que no es la solución, pues ella no está en quitar o poner adjetivos.
El machismo entre los homosexuales también se da en otra de sus facetas por el rechazo a las mujeres la misoginia aplicada con un poder recalcitrante, muchas veces más fuerte que entre los machos heterosexuales. Es evidente que el machismo homosexual se da por reflejo del machismo heterosexual en una sociedad como la mexicana, que es conservadora (entiéndase por conservador lo aprendido a priori, por ejemplo: la heterosexualidad, la misoginia y el machismo). Aquí el que no es macho es por antonomasia “puto” y el que tiene respeto por la mujeres es “puto” o “mandilón” y el que es homosexual como no puede existir pues ¿Qué importa que sea macho o misógino?.
Cuando un chavo que se viste fuera de la norma gay (moda de París, New York, etc.) es mal visto por los demás que portan felices sus camisetas de Dolce Gabanna y Versace, no es otra cosa que una variedad de machismo a lo gay, “porque no es para ellos” y entonces no pueden pertenecer al grupo y debe de ser excluido. Pudiera pensarse que los leathers son una expresión de machismo gay llevada hasta el tope, pero este sería tema de otro artículo, sin embargo, es evidente que algunas personas identifican a los leathers  como “machos men”. Es evidente que un buen porcentaje del machismo es resultado de una educación católica recalcitrante, tan conocida en México, en donde las mujeres a la casa y hacer tortillas y el hombre como Dios manda, al campo y a la “chamba”. ¡por eso eres hombre y por eso eres mujer!.

Las expresiones sexuales son múltiples y diversas, ni podemos ni debemos ponerles etiquetas, pero sin embargo, las intolerancias, cual quiera que sean éstas. Deben de ser señaladas, estudiadas y crear mecanismo para su erradicación, ya que los costos suelen ser muy altos (y eso si que lo sabemos todos) ¿Verdad?.

Fuente: Revista Desnudarse de la Dra. Anabel Ochoa

Frases de la Dra. Anabel Ochoa: Verdad

La verdad no puede tener enemigos, y quienes lo sean es que están manipulando para someterte ¡Y eso sí es de dar miedo!
- Dra. Anabel Ochoa