miércoles, 1 de julio de 2015

Dra. Anabel Ochoa habla sobre el tema de la sexualidad en la radio mexicana


Reproducimos una entrevista que le realizaron hace algunos años, en sus inicios en la radio, a la Dra. Anabel Ochoa.

¿Anabel, cómo percibes los medios de comunicación actualmente cuando abordan temas referentes a la sexualidad humana?

Sin duda ha habido un cambio progresivo e imparable en los últimos años, pero yo diría que se ha posicionado más la palabra sexo que la cultura sexual. Vemos que la palabra sexo antes no tenía lugar en los medios de comunicación, mucho menos hablar de sexualidad y ni pensar en sexualidades. A cambio de ello, hoy en día estamos saturados de información chafa que ha llevado a una lamentable incultura sexual. Hoy en día es mucho más fácil hacer cualquier programa de erotismo corrientón, de sexo calienturiento, de albures, e incluso, de perpetuar y legitimar la incultura sexual, en lugar de ver productos comunicacionales que respondan a la buena educación sexual.

¿A qué te refieres con incultura sexual?
A que no se cuida la conciencia de la perspectiva de género en aquellos programas que tienen que ver con temas de sexualidad, no se toma en cuenta la diversidad sexual, se sigue parodiando y humillando a las personas a través de personajes denigrados. Es decir, explotan más los consejos tipo Cosmopólitan que promueven estereotipos absurdos y cursis en donde los consejos no van más allá de decirle a las mujeres cómo excitar mejor al marido en la cama o cómo evitar que el marido te ponga el cuerno. Esas formas, que además son terriblemente mentirosas, siguen posicionando a la mujer como una verdadera idiota.

¿Cómo ves la radio al respecto?
La radio se ha salvado un poco de ese fenómeno. Este medio se ha preocupado más por lo que sucede en el entorno social. No digo que no exista basura también, pero creo que hay mucho más opciones inteligentes. Además tiene una particularidad la radio: el radioescucha es más proclive al análisis, se permite ser más crítico que el televidente promedio. Por su parte, la televisión es lo que llega a todos y solo basta prender la caja tonta y ahí puedes tener al instante las imágenes digeridas. Casualmente la radio, que todo mundo creía que iba a agonizar con la televisión y con las nuevas tecnologías de comunicación, ha sobrevivido, sobre todo la radio hablada, que ha logrado permanecer y seguir jugando un papel importante en la sociedad. Yo he sido testigo del impacto que tiene la radio en la opinión pública.

¿Por qué?
Cuando comencé a hacer radio en México, se me confinó a programas nocturnos, ya que hablar antes de las diez de la noche sobre temas de sexualidad con la soltura que siempre lo he hecho, no era posible. Siempre me decían las empresas: `te prefiero con la lengua libre después de las diez de la noche que amordazada a cualquier otra hora`.

¿Cómo ha sido tu proceso en este sentido?
Empecé haciendo programas a la una de la mañana, después a las 12:30 de la madrugada, poco tiempo después me bajaban de horario hasta llegar a las ocho de la noche, y eso ya era como muy atrevido. Es decir, siempre me tenían en lo obscurito, cuando se supone que solamente te escuchan quienes te deben escuchar. Yo me sentía realmente como un animal nocturno, lo que no me molestaba para nada porque el público de la noche es como más íntimo, pero el gran susto lo tuve hace como un año cuando grupo ACIR se asoció con Clear Channel y como resultado de las nuevas estrategias, me propusieron el horario de medio día.


Fuente: Internet.

N. de R. Qué tiempos aquellos en el que tuvimos la dicha de escucharla algunos años en la radio...Se le recuerda con mucho cariño. Pues nos ha dejado un gran legado en cultura sexual.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario