martes, 12 de mayo de 2015

Doctora Anabel: ¿Por qué me desmayo de gusto después de hacer el amor?

De los casos de la Dra. Anabel Ochoa

Diana 20 años, estudiante, Puebla, Pue.
Doctora la felicito por ser como es. Para mí ha sido una gran amiga en quien confiar y ahora necesito consultarle algo. Mi novio y yo estamos un poco preocupados porque algunas veces, después de hacer el amor, yo me desmayo durante unos veinte segundos. Nos gustaría saber la causa de por qué me pasa esto, espero que nos pueda aclarar esta duda. Muchas gracias.

La Dra. Anabel Ochoa respondió:

Que bueno que consultes cuanto antes, amiga. Merece alerta médica lo que te está pasando. El asunto es mucho más serio que el chiste aparente de que te desmayes de gusto, cosa que podría satisfacer a cualquier ego masculino pensando que es por sus prodigios amatorios en la cama.
El sincope, el desmayo, por pequeños que sean siempre hablan de algo que requiere revisión médica. Aunque se trata de pocos segundos, significa que en ese momento el cerebro se queda privado de riego y falla. No puedo hacer un diagnóstico completo desde aquí sin una revisión personal a fondo, por eso quiero que cuanto antes acudas a un médico general para que haga una valoración de tu salud de arriba abajo. No obstante, si jugamos a adivinar posibilidades, te diré varias que pueden servir para que tomen conciencia otras personas en situaciones semejantes.
El orgasmo, la excitación del sexo, es una situación acelerada y con sobrecarga de todas las funciones del organismo: Respiración, circulación sanguínea, aparato muscular, ritmo cardíaco, sistema nervioso, metabolismo, etc., Si tu cuerpo y mente están sanos te sentará bien este exceso porque incluso te permite soltar el excedente de energía acumulado por mil frustraciones diarias. Pero si algún sistema falla lo pones en apuros y comprometes tu salud. Puede haber problemas con la presión arterial y que tras la excitación se provoque una caída brusca en tu sistema circulatorio. Puede también haber un problema de azúcar en sangre (diabetes) y por lo mismo un descenso busco tras el ejercicio que te tumba. Pero lo que más me tienta a la hora de intuir este asunto es que puede existir un problema de epilepsia menor que hay que explorar como posible causa. Lo que en medicina se llama “petit mal” pero sin convulsiones, solo una momentánea falla eléctrica del cerebro que provoca una especie de ausencia en sus funciones, precisamente al descansar tras el ejercicio amoroso, nunca durante la agitación. Aunque se tratara de esto, aunque fuere lo que fuere, todo ello tiene un excelente tratamiento médico en la actualidad si lo detectamos adecuadamente. Lo que no puede ser es que ignores esta situación como casual o normal, porque no lo es. Si te tratas puedes seguir gozando, pero sin desmayos amiga mía, que no debe de ser para tanto gozo.
FUENTE: Revista Desnudarse de la Dra. Anabel Ochoa.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario